¿Cómo se puede abrir una cerradura con la llave dentro?

Esta vez os vamos a enseñar a abrir una cerradura con la llave dentro, aunque dependiendo del tipo de cerradura que tengáis se podrá abrir la puerta para poder entrar a la vivienda. Y es que realmente, es muy raro que suceda a una persona, que por descuido se le haya cerrado la puerta con la llave puesta en el otro lado, y por ende no haya podido abrir la puerta por sí mismo.

¿Cuáles son las ventajas de llamar a un cerrajero para que abra la puerta?

Si se os ha cerrado la puerta y no podéis acceder a vuestra vivienda, entonces debéis saber que a pesar de esta mala situación, habéis tenido suerte, ya que vuestra cerradura estará en modo sencillo, por decirlo de alguna forma. Esto quiere decir que la factura que tendréis que pagar al cerrajeros en Alfaz del Pi será menos costosa que si la llave estuviese puesta.

Si la cerradura está en este modo simple, la puerta podrá ser abierta en muy poco tiempo, lo que significa que el cerrajero no tendrá demasiado trabajo. Claro que, de llamar a un cerrajero de https://www.cerrajeroslliria.com deberéis comparar precios y finalmente solicitar el que más os convenga. Entonces, os podréis dar cuenta de que los precios no variarán mucho, por lo que deberéis elegir el que parezca más profesional con el precio más económico.

Estos son los pasos para abrir una cerradura con la llave dentro

Aunque la opción de contratar a un cerrajero es la más adecuada a vuestra situación, también es posible que intentéis abrir la puerta por vuestra cuenta. En primer lugar, deberéis verificar que la puerta no está echada con vuelta de llave, de lo contrario, esta técnica no funcionará.

Ahora bien, vuestro siguiente paso será comprar una botella de gaseosa de litro y medio. Lo siguiente será contarla para conseguir una hoja, con la que deberéis empezar a trabajar para abrir la puerta. Es posible que esto pueda dañar el marco de vuestra puerta, así que deberéis tener cuidado para no hacer cortes.

Introducid la hoja de plástico que habéis creado con la botella a la altura del resbalón de vuestra puerta. Os recomendamos que la hoja la vayáis introduciendo poco a poco. Al momento de notar que el plástico está traspasando la puerta, lo que deberéis hacer a continuación será ir bajando como si fuera un movimiento de sierra. Luego, podréis ir notando que el plástico pasa por encima del resbalón, y en eso la puerta se irá moviendo cada vez más.

Si os dais cuenta que la cerradura no se mueve por el marco con esta técnica, entonces lo siguiente será dar un baño de agua y jabón al plástico, ya que de esta manera ayudará al plástico a que resbale mejor a través del marco de la puerta. La complicación puede aparecer al pedir agua y jabón al vecino, si no hay uno cerca en un edificio.

Por otro lado, tenéis que tomar en cuenta que esta técnica posiblemente debáis ejecutarla más de una vez hasta que de resultado. Si luego de haber hecho muchos intentos habéis fallado, no os quedará otro remedio que solicitar los servicios de un cerrajero profesional para que la puerta se abra sin problemas. Eso sí, debéis recordar que este problema suele sucederle a muchos españoles todos los días. No sois el único al que le pasa.